Marketing de experiencias, el despertar de las emociones

Las empresas cada vez lo tienen más complicado para llegar a los usuarios por eso, buscan establecer lazos emocionales con ellos. Esta técnica es conocida como el marketing de experiencias pero también, recibe el nombre de marketing experiencial o emocional; el objetivo principal es provocar y despertar sentimientos en los consumidores para que conecten con la marca de una forma más profunda.

Este tipo de marketing pretende establecer conexiones con los usuarios y para conseguirlo hay que ofrecerle al consumidor una experiencia real y positiva para que asocie el valor de la marca con la vivencia obtenida.

Las ventajas del marketing de experiencias son numerosas, entre ellas:

  • Alcanzar la fidelización de los consumidores.
  • Mejorar y aumentar la reputación, tanto online como offline.

Para trabajar este tipo de marketing tendremos que desarrollar las siguientes estrategias:

  • Aportar un valor adicional al mensaje de marca o al producto que estamos ofreciendo. Como hemos indicado, ofrecer experiencias, vivencias reales (a través de premios, regalos…).
  • Las campañas tienen que reflejar lo que hacen con total realismo y cercanía.
  • Establece un diálogo personal con el usuario.
  • Segmenta a tu público para conocer cuáles son sus gustos y necesidades.
  • Implica a los consumidores en el mensaje que quieras transmitir.
  • Debe proporcionarle al usuario un beneficio.
  • El protagonista es el consumidor, la marca y el producto pasan a un segundo plano.

Podemos utilizar diversas estrategias para conseguir emocionar al usuario e interaccionar con él; por ejemplo, en beon ofrecemos una experiencia única al facilitarle a los seguidores la posibilidad de acceder a todos los contenidos publicados en las diversas redes sociales en un solo espacio, donde encontrará un contenido único gestionado y moderado por ti.