La importancia de los contenidos generados por los usuarios para las ventas

Nos encontramos en un momento totalmente revolucionario en cuanto a las ventas se refiere, ya que los avances y progresos en las aplicaciones móviles, la repercusión de las redes sociales y la presencia continua de los consumidores en Internet han provocado que las empresas se planteen seriamente un cambio en sus estrategias de ventas; porque en pleno S. XXI, ¿cómo pueden llegar a un público híperconectado a la red? ¿Quiénes son ahora los auténticos transmisores del mensaje de la marca? ¿Qué estrategia se utilizan para vender?

Pues bien, son algunas de las muchas preguntas que nos invitan a mirar atrás, para poder así entender el momento clave en el que nos encontramos.

A lo largo de los años, las marcas han empleado diversas estrategias de Marketing para llegar a los consumidores y no solo bastaba con dar visibilidad al mensaje o al producto, sino conquistar y capturar completamente a la audiencia; en decir, despertar el interés y el deseo de comprar.

Para poder alcanzar estos objetivos, se han llevado a cabo multitud de planes y tácticas publicitarias; al principio, era solo un mensaje cautivador, más adelante se pensó en los famosos (Julia Roberts, Antonio Banderas, Nicole Kidman, George Clooney, Rafa Nadal ….) como imágenes de marca; ellos pasaron a ser la esencia, los protagonistas. Personajes llamativos, que inspiraban al público y se sentían identificados con la idea que se propagaba.

¿Pero y en la actualidad qué está ocurriendo?

Las redes sociales, los foros y los portales de consejos están provocando un giro totalmente nuevo, ¿y por qué sucede esto? Ahora los consumidores son los que asumen el protagonismo de la marca, se están convirtiendo no solo en personajes, sino en altavoces continuos y veraces para las ventas de los productos.

Contenidos generados por los usuarios

Estos contenidos, generados por los usuarios, son importantes y fundamentales para las ventas porque los futuros compradores tienen más acceso a ellos gracias a las plataformas virtuales y los medios sociales. Cuando una persona va a comprar un producto investiga sobre él en diversos foros y redes, busca opiniones, experiencias e ideas que le animen a decidirse por él. Son los mensajes de otras personas (amigos, conocidos, familiares …) los que crean confianza y provocan el objetivo final, la venta.

Estos contenidos generados por los usuarios, se caracterizan por estar publicados en las diferentes redes sociales. Cada vez con más frecuencia, los compradores suben una imagen del producto que han adquirido y si ha sido de su agrado animan a sus seguidores a comprar. Las plataformas que más se emplean para las promociones son Instagram, Pinterest y Facebook. También, nos encontramos casos de dudas, preguntas o reclamaciones a través de Twitter, donde los mensajes suelen ser más directos.

En este sentido, las marcas son conscientes de que a los clientes le interesan las informaciones que les ofrecen otros clientes y no un personaje ficticio o famoso que al fin y al cabo se aleja totalmente de ellos.

Esta situación provoca también que la marca deba acercarse a los consumidores, generarles confianza, seguridad, cercanía y valores que les ayuden a sentirse identificados con el mensaje que transmiten. Lo que les favorecerá a crear una comunidad fiel de seguidores; y para conseguirlo deben ser transparentes y sinceros con ellos.

Pero, ¿qué historias cuentan entonces ahora las marcas?

El producto no se convierte en el centro de la promoción o el mensaje, ahora es la experiencia, las sensaciones, las historias reales las que tienen valor y sentido, por eso el eje principal es el mensaje del usuario, que será decisivo en el proceso de venta.

Existen diversas actitudes que ayudan a las marcas a cuidar a sus clientes para que esos mensajes que transmiten les ayuden en sus futuras ventas:

  • Transmitir confianza: Las marcas deben estar dispuestas a mantener conversaciones con los usuarios, responder sus dudas, ideas. En definitiva, la transparencia como base en toda la relación empresa/cliente para así, crear comunicaciones auténticas.
  • Potencias las conversaciones en las RRSS: Las marcas pueden promover que los seguidores compartan sus historias y experiencias en las redes mediante el uso de hashtags. Estas acciones animan a los compradores a opinar sobre la marca y así el mensaje llega a un número mayor de usuarios de las diferentes plataformas.
  • Incentivar a los consumidores: mediante concursos, sorteos y premios a los mejores mensajes que estén acompañados de una determinada imagen y/o hashtag.

En definitiva, si la marca quiere vender no hay nadie mejor que sus propios consumidores; y estos cambios en las estrategias empresariales son solo el principio.